La decisión ha sido tomada con el voto a favor de todos los países, a excepción de dos

Reino Unido y Hungría votaron en contra del político luxemburgués

El nombramiento debe ser ratificado ahora por el Parlamento Europeo

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han designado al político luxemburgués, Jean-Claude Juncker, como nuevo presidente de la Comisión Europea. La decisión ha sido tomada con el voto a favor de todos los países a excepción de Reino Unido y Hungría, que han votado en contra.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha dado la noticia a través de Twitter: "Decisión tomada. El Consejo Europeo propone a Jean-Claude Juncker como próximo presidente de la Comisión Europea".

El nombramiento debe ser ahora ratificado por el Parlamento Europeo mediante una votación con sufragio secreto que requiere de mayoría absoluta. El compromiso alcanzado entre el Partido Popular Europeo (PPE) -del que Juncker es candidato- los socialistas (S&D) y los liberales (ALDE) hace pensar que no habrá sorpresas en el pleno del próximo 16 de julio.

'Comisión Juncker'

En todo caso, la nueva 'Comisión Juncker' no comenzará a trabajar hasta el 1 de noviembre. Hasta esa fecha el presidente electo tendrá que conformar su equipo de comisarios y obtener el visto bueno del Parlamento Europeo. El resto de nombramientos, entre ellos el de Alto Representante y presidente del Consejo Europeo, serán abordados en una cumbre extraordinaria el mismo 16 de julio, una vez que el nombramiento de Juncker sea oficial. Fuentes comunitarias señalan que, aunque aún no podrá participar en la reunión, la opinión del político luxemburgués será tenida en cuenta para designar al próximo jefe de la diplomacia europea.

El primer ministro británico, David Cameron, ha llevado hasta el último momento su oposición a Juncker. Esta misma mañana había dicho que era "la persona equivocada" y en la votación ha sido, junto con su homólogo húngaro, Viktor Orban, el único que se ha opuesto.

El presidente de los 'populares' en el Parlamento Europeo, Manfred Weber, ha sido el primero en reaccionar a la designación y ha mostrado su satisfacción porque los líderes europeos hayan respetado este método de elección inédito hasta ahora, según el cual el candidato de la fuerza política más votada en las elecciones europeas sería propuesto por el Consejo Europeo. "La voz de los ciudadanos europeos ha sido escuchada. Con esta decisión los jefes de Estado y de Gobierno han dado un importante paso hacia una mayor democracia y transparencia en Europa", ha señalado en un comunicado.